El giro calado: otra maniobra para dominar el timón del avión RC

Continuamos con nuestra serie de artículos para que los nuevos pilotos de aviones a radiocontrol aprendan a manejar correctamente el timón. El timón es la palanca izquierda del control y en un avión normal tiene una función muy específica, la de evitar que la nave realice un giro inesperado.

La mayoría de estos giros tienen lugar en situaciones en las que el avión está volando con lentitud y usar los alerones lleva a la nave a calarse. Tu nave a radiocontrol puede inclinarse hacia un lado si vuelas muy lento y, aunque uses los alerones para compensar la inclinación, verás que este persistirá. Esto ocurre porque el avión se ha calado y para sacarlo de esa situación tienes que usar el timón.

En un artículo anterior vimos una maniobra con la que podíamos mejorar nuestro dominio del timón. En esta ocasión también aprenderás a hacer otra maniobra un poco más avanzada para progresar en tu control del avión.

El giro calado

Se trata de una maniobra en la que girarás el avión sobre sí mismo cuando esté volando en dirección vertical.

Pon el avión a volar a paralelo al campo de vuelo y perpendicular a ti. Debe estar a casi 50 metros de altura y volando a medio gas. Cuando el avión esté cerca de pasar frente a ti, acelera a todo gas, déjalo volar 50 metros más y elévalo hasta que llegue a la vertical.

Una vez que haya bajado un poco la velocidad, baja el gas a 1/3 o casi 1/3 y aplica el timón. ¿En qué dirección? En la que lleve al avión a alejarse de ti. Un segundo después, aplica el alerón suficiente en la dirección contraria. Si aplicaste el timón en el momento indicado, verás al avión realizar un giro en la vertical

Para salir lo que haces es colocar en el centro el timón y el alerón. Luego acelera cuando el avión desciende con la nariz baja y, una vez que haya ganado velocidad, asciende.

Una falla frecuente en esta maniobra es que la nave se desploma hacia el frente o hacia atrás. Esto ocurre porque el avión iba con mucha lentitud al momento de aplicar el timón. Usa el timón antes o no bajes tanto el gas. Si esto te ocurre, sal de la misma forma que hubieras concluido la maniobra: acelera cuando el avión esté descendiendo con la nariz baja y sube después que haya ganado velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.